Buscar sólo en este departamento
Reino Unido evita su tercera recesión en cinco años con un crecimiento del 0,3%


La economía británica evitó una nueva recesión y creció un 0,3% en los primeros tres meses del año, un balón de oxígeno para el Gobierno conservador del primer ministro, David Cameron, que en las últimas semanas se ha enfrentado a duras críticas, tanto internas como provenientes del Fondo Monetario Internacional (FMI), que recriminan la apuesta de Londres por la austeridad para salir de la crisis. Los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas británica dicen que el PIB creció un 0,3% en el primer trimestre de 2013, por encima del 0,1% que recogían las previsiones, de modo que Londres evita sumergirse en la que hubiese sido su tercera recesión en cinco años ya que su PIB se contrajo un 0,3% en los últimos meses de 2012.

En tasa interanual el crecimiento es del 0,6%. El ministro de Economía, George Osborne, ha afirmado que los datos son alentadores y ha prometido mantener el rumbo para corregir los desequilibrios presupuestarios. "Todos sabemos que no hay respuestas fáciles para problemas generados durante muchos años, y no puedo prometer que el camino hacia la recuperación será suave, pero si persistimos en encarar nuestros problemas el Reino Unido construirá una economía sostenible en el futuro". En reacción a los positivos datos de crecimiento, la Libra alcanzó su nivel máximo en dos meses en relación con el dolar.

El crecimiento estuvo sustentado por un fuerte crecimiento en el sector servicios y en la recuperación de los niveles de producción de petróleo y gas en el Mar del Norte. Una nueva recesión hubiese sido difícil para el Gobierno en general y para Osborne en particular, después de que la agencia de calificación Fitch privara a Londres de su preciada triple A el pasado 19 de abril.

Osborne permanece fiel a su promesa de eliminar el déficit estructural en cinco años, apostando su futuro político a que el crecimiento regresará a tiempo para las elecciones de mayo de 2015. Pero el FMI, que anteriormente apoyaba las medidas de ajuste impuestas por los conservadores, cree que algunos recortes deberían ser aplazados dad la debilidad de la demanda. Una misión del FMI visita el Reino Unido en mayo para evaluar la evolución de la economía británica y podría recomendar un cambio de rumbo.

Fuente: El País
© Copyright - CROEM. C/ Acisclo Díaz, 5C. 30005 Murcia · Tlf. 968293800 · Fax 968283069

· Aviso legal · Política de Protección de Datos · Política de Privacidad ·