undefined > Acerca de CROEM > Historia de CROEM
Buscar sólo en este departamento
Historia de CROEM
CROEM tiene mucho que decir desde 1978 en el desarrollo económico y social de la Región de Murcia.

La confederación empresarial y sus activas asociaciones miembro (cerca de 70 en la actualidad) cumplen el propósito de representación y asesoramiento de más de 40.000 empresas, señalando nuevos caminos para el progreso. El objetivo, ser una fuerza enraizada en la sociedad murciana que muestre disposición permanente al diálogo con el resto de agentes económicos y sociales para lograr esa meta común que es el desarrollo de la Región de Murcia. Además de las asociaciones sectoriales que la integran, a CROEM se han ido adhiriendo de forma particular las empresas más señeras de la Región.

Pero lo que es hoy CROEM se cimenta en un pasado de esfuerzo continuo, superado un periodo de la historia de España y de Murcia en el que se sucedieron acontecimientos políticos que concluyeron en la transición democrática. Una etapa marcada por difíciles y conflictivas relaciones laborales que dejaban en un segundo plano la solución a los grandes problemas.

Este tiempo ya quedó atrás, gracias a la actitud de diálogo y negociación de los agentes sociales, y al espíritu constructivo de empresarios y dirigentes sindicales.

CROEM ha tenido durante toda su historia institucional dos metas básicas: revalorizar ante la sociedad murciana el papel básico del empresario que asume riesgos y es creador de riqueza y empleo; y agrupar a los empresarios de todos los sectores en una gran organización de representación y servicio, movida por el compromiso de contribuir al progreso regional.

Hoy podemos afirmar con satisfacción que ambos objetivos se han cumplido. El movimiento asociativo empresarial de la entonces provincia de Murcia nacía de la iniciativa de un grupo de empresarios con visión de futuro, que se adelantaron en la consideración de los principios que consagró, años después –en 1985- el I Congreso Nacional de Empresarios.

Cinco presidentes

A ello han contribuido los presidentes que han estado al frente de la confederación: José Luis Villar Sigismondi (1978-1984), Francisco José Vicente Ortega (1984-1994), Tomás Zamora Ros (1994-2002), Miguel del Toro Soto (2002-2013) y el actual, José Mª Albarracín, que asumió el cargo en noviembre de 2013 y lo ostenta, por tanto, en la actualidad. Todos ellos han impulsado, con el apoyo de los distintos órganos de gobierno, el papel de CROEM como agente económico y social. En el caso de Albarracín, una de sus primeras iniciativas fue la reforma de estatutos, que incluye la limitación de mandatos del presidente a un máximo de dos (ocho años).

En su primer año de mandato, cerca de un centenar de empresas se han adherido a CROEM, lo que ha incrementado de manera considerable el grado de representatividad, independencia y autosuficiencia económica de la confederación.

Uno de los referentes más destacados en la actividad desarrollada desde CROEM ha sido la firma de acuerdos con los demás agentes sociales, evitando de esta forma que se repitiese el grado de conflictividad de otras épocas. A esto hay que añadir la firma de acuerdos con los distintos gobiernos regionales, lo que ha redundado en un contexto general de entendimiento.

En este sentido cabe destacar especialmente el Plan de Reactivación Económica, una de las bases para el posterior Plan Estratégico de Desarrollo de la Región de Murcia 2000-2006 y Plan Estratégico 2007-2013, documentos todos ellos en cuya redacción y ejecución CROEM y sus asociaciones miembros han jugado un papel destacado, en colaboración con los agentes sociales.

Por otra parte, CROEM ha estado en el origen de instituciones que hoy juegan un papel protagonista. Así, la confederación empresarial puso en marcha, en colaboración con la Universidad de Murcia, la Fundación Universidad-Empresa, entidad que, con la Escuela de Negocios, se ha convertido en un instrumento básico para la formación y el diseño de estrategias de desarrollo de la Región. Como complemento a esta iniciativa, CROEM creó una Bolsa de Trabajo y Orientación Profesional para jóvenes en paro, al tiempo que inició de planes de emprendedores en la búsqueda de vocaciones empresariales.

Y es que CROEM es una organización que mira al futuro, no en vano su Departamento de Formación se ha dotado con el tiempo de las infraestructuras (aulas y equipo técnicos) adecuadas para la realización de cursos dirigidos a empresarios, directivos y trabajadores de las empresas de la Región.

Es igualmente reseñable la realización del Plan Industrial de la Región de Murcia y el proyecto para la promoción turística, ambos encargados a CROEM por la Administración Regional; y la celebración, en colaboración con el Instituto de Fomento (INFO), en 1995 del I Congreso sobre Competitividad de las Pymes con el objetivo de que la industria murciana apueste por la calidad para competir en el gran mercado europeo, y concebido como primera fase de un proyecto que tuvo continuidad tres años después en el Congreso sobre Desarrollo Científico y Tecnológico e Internacionalización.

La firma del Acuerdo por el Empleo con el Gobierno Regional y las centrales sindicales CC.OO. y U.G.T., con las que CROEM rubricó en 2002 un pacto por la estabilidad y seguridad en el trabajo, y la incorporación de la mujer a las tareas de creación y dirección de empresas a partir del nacimiento de la Organización Murciana de Mujeres Empresarias han sido también logros destacados de estos años. Asimismo, la suscripción del II Pacto por la Estabilidad en el Empleo 2007-2010 y el Pacto por la Promoción del Empleo en la Región de Murcia 2011-2014.

CROEM ha expresado asimismo desde su origen una profunda vocación europea, demostrada con acciones dirigidas al conocimiento de los empresarios y de las instituciones comunitarias. Fue con CROEM con quien se creó la Euroventanilla, instrumento destinado a la información sobre proyectos, programas y ayudas a la cooperación empresarial entre los 15 países miembro de la Unión Europea.

Como consecuencia de esta actividad, CROEM está hoy representada en numerosos foros y mesas de decisión sobre la realidad socioeconómica de la Región. Podemos destacar el CES, la SGR, UNDEMUR, entidad financiera que avala los proyectos empresariales, o el Consejo Social de la Universidad de Murcia, amén de otros órganos de la Administración periférica, regional y local.

En definitiva, esta mirada sobre los historia de la confederación empresarial regional es un incentivo para el mañana de la organización, que afrontamos con optimismo y para el que contamos con las instituciones y personas que nos han permitido llegar a lo que somos hoy. Porque todos compartimos de hecho la contribución a un futuro mejor para las comarcas y los pueblos de la Región de Murcia.
© Copyright - CROEM. C/ Acisclo Díaz, 5C. 30005 Murcia · Tlf. 968293800 · Fax 968283069

· Aviso legal · Política de Protección de Datos · Política de Privacidad ·