Buscar sólo en este departamento
La CHS declarará el riesgo químico del acuífero del Campo de Cartagena
  • El presidente del organismo de cuenca indica que lo va a proponer en la Junta de Gobierno del próximo mes

Desembocadura de la rambla del Albujón con aguas emanadas del acuífero del Campo de Cartagena. L.o.

Esta catalogación no impide el uso de estos recursos pero permite un estudio exhaustivo de la masa de agua.

El acuífero Cuaternario del Campo de Cartagena pasará a formar parte de las masas de agua subterráneas en riegos de contaminación química de España a partir del próximo mes.

Esta es la «hoja de ruta» prevista por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), según explicó ayer el presidente del organismo de cuenca, Mario Urrea.

Esta catalogación, que se llevará a la Junta de Gobierno que se celebrará en febrero, no implica, sin embargo, ninguna prohibición para el uso de estos recursos hídricos, explicaron fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica.
Lo que sí propicia es el desarrollo de «un plan» que permita conocer la situación exacta en la que se encuentra el acuífero, y decidir a partir de los estudios qué actuaciones se deben llevar a cabo para su mejora, añadieron las mismas fuentes.

Según el listado elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), publicado este verano, el 46% de las masas de agua subterráneas en España están contaminadas por nitratos, derivado del uso de fertilizantes y de estiércol en el campo.

La lista de estaciones de control incluidas se extiende por 199 de las 478 masas de agua subterráneas de las cuencas interterritoriales peninsulares. Son más de mil puntos donde las mediciones han revelado que el acuífero está afecto o en riesgo de estarlo debido a estas filtraciones.

De estas, y según la información que la CHS remitió al Ministerio, en la Región de Murcia hay 49 estaciones de 26 masas de agua subterráneas contaminadas o en riesgo, que se distribuyen por la práctica totalidad del territorio.
Según el Ministerio, la identificación de aguas afectadas constituye un paso previo para que las comunidades autónomas, «en el ejercicio de sus competencias», delimiten las zonas vulnerables a este tipo de contaminación.

Las zonas vulnerables «deben ser aquellas cuya escorrentía alcance las aguas afectadas y, por consiguiente, contribuya a su contaminación».

Medidas específicas

Las medidas específicas que deben incluir los programas de acción están referidas, entre otros requisitos, a la limitación de periodos en que es posible la fertilización de las tierras, a las capacidades exigibles de almacenamiento temporal de abonos sólidos, a las cantidades máximas aplicables de fertilizantes, al registro de fertilización que deben llevar los agricultores, a la distancia que deben respetar entre el lugar de aplicación y las corrientes de agua, etc.

Todas estas actuaciones están vinculadas a la implementación efectiva de la Directiva 91/676, relativa a la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias. Las obligaciones de esta norma son medidas básicas a considerar en los planes hidrológicos de cuenca, que se encuentran en proceso de revisión.

Si dichas medidas no son suficientes para frenar los impactos derivados de esta contaminación, «los planes hidrológicos deberán incluir otras medidas complementarias para posibilitar el logro de los objetivos ambientales exigidos por la Directiva Marco del Agua», según el Miteco.




FUENTE: LA OPINIÓN DE MURCIA
© 3 Copyright - CROEM. C/ Acisclo Díaz, 5C. 30005 Murcia · Tlf. 968293800 · Fax 968283069

· Aviso legal · Política de Protección de Datos · Política de Privacidad ·